CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 19 de agosto de 2010

L54

Fue cuando apenas era ella una niña que escucho esa historia, su abuelo solía inspirarse en aquellos fríos días de lluvia, siempre con esa sonrisa le recibía, siempre dispuestos a abrigarse y meterse a aquel ático, haciéndose compañía. Le hablo de aquel amor entre Jael y María, cómo se conocieron al cruzarse en aquella esquina…

Vaya tontería, esas historias de amor no eran sino eso, historias y ella había dejado de creer en ello, desde el preciso momento en que ya no tuvo compañía en ese ático viejo, no, ya no estaban esos ojos que le miraban y le brindaban paz, no, él ya no estaba. Ya no estaría más y pensar en aquellas historias, sólo hacía que el dolor aumentara, recordar que había roto su promesa y de cómo esa noche le dejó ahí plantada, mirando la lluvia y sintiéndose devastada.

4 comentarios:

Dahlia dijo...

Que triste es perder la inocencia del niño, esa inocencia que nos hace creer en todo lo que nos cuenta, que nos da la posibilidad de soñar sin límites. De ser felices con tan poco, como una simple sonrisa...
Aunque también es cierto que para sobrevivir en un "mundo de adultos" lo más razonable es abandonar la inocencia.
Un abrazo.

FrEe PaGeS!! dijo...

Bueno lidia que te dire...
A mi, mis abuelos no me narraban mucho, a lo mucho cuando iba mi abuela a visitarme de cuando en cuando me preguntaba por los cursos, por las practicas y demas y casi siempre terminaba con los pelos parados y me decia que ESO NO SE HACE...ahora porque me lo dijo, eso si te juro que no recuerdo...

hay algo lidia...

Nunca dejes de soñar... porque pese a que los sueños solo son sueños segun nuestro comun mentor "calderon de la barca" pues te dire que los sueños a veces nos ayudan a despertar a otro mundo, un mundo que no conocemos y que en muchas ocasiones tiene mucho mas de cierto que este mundo real que habitamos...

Se feliz y nunca dejes de soñar lidia... el dia que lo hagas solo seras un esqueleto bañado de carne sin sentido de saber a donde va...

Los sueños son nuestras metas...a donde queremos llegar... donde quieres ir tu?

Mat.

۴ℓïdïά۴ dijo...

Lo sé Mat, de hecho sabes que mi vida es en torno a mis sueños, lucho por ellos, porque no se queden sólo en eso. He de decirte que la persona de quién escribí no soy yo, por suerte mis abuelos aún estan conmigo y jamás ha sido frío el lugar de donde son jajaja.

Mi abuelo siempre me cantaba, eso si lo recuerdo. Ahora cuando nos llegamos a ver, sólo peleamos :$ por eso de actitudes machistas y sus mulencias, pero eso si AMO a mi viejito cascarrabias.

Dejaramos de llevar la palabra LIDIAR en nuestros nombres..

Abbita dijo...

me gusto, tiene un toque triste, pero me lo pude imaginar todo desde el ático, hasta el abandono en la lluvia, bien escrito lidia.