CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 28 de febrero de 2010

Sobre pensar...

Durante los últimos días me he encontrado pensando, he estado en el trabajo ocupando todas mis mañanas, llegando en la tarde y acostándome un rato, a veces con mi migraña, otras por suerte con la ausencia de esta, es cierto que no he parado, pero también es cierto que ha habido suficiente tiempo como para darle vuelta a muchas cosas y situaciones.

Pude ver más claramente los cambios a los que he sido sometida, que definitivamente ya no soy la misma, mi rutina no es la misma, nisiquiera sabiendo del trabajo, puesto que los niños a quienes veo a la salida son distintos cada semana, sobre mi y lo que siento también soy distinta.

Me encuentro tranquila, melancólica (mucho), pero tranquila… me he visto crecer y tomar las cosas de una mejor forma, me siento más humana y a la vez un poco más razonable, comprendo que es mejor pensar antes de actuar y que los impulsos pueden provocar mucho mal.

Ahora sé que en la vida nos enfrentamos a un sinfín de situaciones que pueden o no resultarnos gratas, que hay ciclos que se cumplen, muchos otros que se inician, que todos los días podemos conocer a nuevas personas, que debemos adaptarnos a diferentes contextos, que un trabajo significa rodearte de gente totalmente desconocida y que puede agradarte o no (y puedes agradarle o no).

Sé que lo que decidí estudiar no fue un juego, ahora lo estoy comprobando que se necesita mucha dedicación y un poco más de paciencia y amor, que a veces es necesario elevar la voz para ser escuchado, que una sonrisa puede alegrarte el día, que la incomodidad dura sólo instante, la satisfacción de que estas haciendo algo bien es aún más intensa.

Ahora sé también que no todo va a salir bien, pero que nada gano con sentarme a llorar. No porque no crea que alguna situación merezca la pena, sino porque llorar no arregla nada, sé también que algunas veces no se pueden contener, que resultan necesarias como desahogo, siempre y cuando no se haga una costumbre.

También me he puesto a pensar en cuanto tiene de cierto aquello de que hay en que nada dura para siempre, que estamos en constante cambio y que hay que saber decir adiós, ya sea a una etapa, una persona, un trabajo o a cierta parte de uno mismo.

Hay cambios que deben realizarse y que no por ello dejan de doler, pero es mejor si uno tiene la confianza en que las cosas mejoraran, las personas especiales pueden regresar algún día, si los caminos en la vida vuelven a coincidir, quizás sólo en la muerte, pero de que puede, puede. Así pues, es mejor atesorar los momentos vividos para poder crear nuevos cuando suceda el encuentro.

Un nuevo trabajo puede ser mejor y sobre lo que somos, uno decide si volver a lo que ha dejado ir o no, con el tiempo también aprendemos a saber si algo nos hace bien o no, aún con ello estamos expuestos a seguir errando, después de todo no creo que algún día dejemos de aprender, yo lo sigo haciendo, cada día, cada mañana y agradezco cada sensación… ese miedo, el dolor, la alegría y la compañía, agradezco el calor del mediodía y el frío que me cala en los huesos por las mañanas, agradezco sentirme sola de la misma forma en que agradezco sentirme feliz, porque eso significa que estoy viva y que soy capaz de seguir adelante con lo bueno y lo malo de mi vida.

6 comentarios:

LoVb #.ok! dijo...

hello hello

cambios

Todo cambio es para bien siempre y cuando lo sepamos afrontar, tomemos las cosas de quien vienen y dejemos de lado todo lo que no importa.

No hay plazo que no se llegue pero también es cierto que existe un eterno retorno

xo!!

Abbita dijo...

Todos los cambios siempre son para bien!

saludos!

FrEe PaGeS!! dijo...

cambios...cambios cambios... q tan malo pueden ser los cambios!!
uno cambia para bien o para mal, pero hasta los cambios que se hacen para mal nos enseña a crecer, asi que despues de todo no pueden ser tan malo...

Saludos Lidia...
y mucha suerte en la nueva etapa =)
un abrazo.
Mat.

MY BLOG MIO DE MI dijo...

Miss, la primera manzana que le traigo.

No sé si le sirva de algo que además de que comparte sus cosas, sus cambios y un poco de lo que vive en su blog sirven de alguna manera para otros muchos pares de ojos que aqui estamos, leyendola...Puedo decir que todos somos la suma de las circunstancias, ubicados en un tiempo y espacio especificos, le restamos los sueños rotos y le adicionamos un poco de esperanza..y ahi esta¡¡¡ Esa es la vida, llena de cambios, pero lo fundamental, lo natural ahi esta, es su naturaleza. La leo y me doy cuenta que se cuestiona muchas cosas, ánimo, cero melancolia, cero tristezas, tiene juventud, formación académica y una buena manera de comunicarse con el mundo, adelante, exito y lo mejor de lo mejor de un lector que hoy dejo de ser anónimo...
roger

Maybe dijo...

Así es Lidia, la vida es un constante cambio, son etapas finalizadas y otras por comenzar, agradables o no pero cada evento debemos vivirlo a plenitud y saber reconocer aquello que nos hace bien y superar lo malo.

La vida es aprendizaje...

Saludos.

Anónimo dijo...

Que lindo saber que volvés a escribir como antes (mas positiva), y que lindo leer esto, todos cambiamos, cada cambio trae con el algo bueno o malo, pero siempre un aprendizaje tiene.
Un beso hermosa, y nunca pero NUNCA bajés los brazos!!!